Martes 1 de Agosto de 2017

50 educadores de todo Chile participan en segunda fase del proyecto “Educar la Institución” en Centro Cerrillos

Durante dos jornadas, profesionales de diversas instituciones culturales se reúnen en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos para continuar el proceso iniciado en mayo.

Tras la exitosa V Semana de la Educación Artística, realizada en mayo con la participación de María Acaso y Jordi Ferreiro, el proyecto “Educar la Institución” inició su segunda fase en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos.

Cerca de 50 educadores y educadoras de todo Chile llegaron hasta el histórico edificio para participar en la actividad organizada por el Colectivo de Arte Museo Internacional de Chile (MICH), integrado por los artistas Pilar Quinteros, Alexis Llerena, Héctor Vergara, Fernanda Vergara, Javiera Muñoz, entre otros.

La idea de esta nueva etapa es reflexionar en torno al vuelo y al deseo, tomando como punto de partida el histórico edificio del exaeródromo, cruzando la memoria con el actual uso cultural de la construcción.

Durante ambas jornadas se trabajará con una metodología propia del Colectivo MICH, centrada en el dibujo. “Cómo perder la timidez en el dibujo” es una experiencia lúdica que ubica a esta disciplina como una herramienta creativa y colaborativa. A través del dibujo y el diálogo entre los participantes, se busca perder la timidez, trabajar la con-vergüenza y entender el dibujo como medio de producción y como obra en sí misma.

La información recolectada en las jornadas de diálogo e intercambio con la comunidad (desarrollada durante los días 29 y 30 de julio en el Parque Cerrillos) ha sido fundamental para el trabajo de esta etapa. Además, se está utilizando un carro móvil -reproducción a escala de la torre de control del exaeropuerto de Cerrillos- como dispositivo activador de ciertas actividades.

Lo central de la segunda fase de “Educar la Institución” es hacer del dibujo una herramienta significativa para el entendimiento, desarrollo y experimentación del trabajo de los educadores y educadoras de espacios culturales nacionales, para continuar respondiendo a la pregunta motivadora del proyecto: ¿Qué debe aprender un edificio para convertirse en institución cultural?